lunes, 22 de agosto de 2016

Encuadernación Artística en Cuero

EL ORÁCULO DE GAIA – Érawan Aerlín

En esta entrada comento el encargo que me hizo el autor(1) de “El oráculo de Gaia”
http://www.bubok.es/libros/198048/El-Oraculo-de-Gaia que contactó conmigo porque quería tener una encuadernación artística en cuero de su texto. 
No era el trabajo que tenía previsto en estas fechas y además me complicaba porque tendría que trabajar sobre una idea ajena y con un diseño para la aplicación a la encuadernación.

Ciertamente, el encargo lo veía complicado de realizar porque, para empezar, ni siquiera tenía el soporte en papel del libro y lo primero que quería conocer es su contenido (y yo tengo la dificultad de lo poco que me gusta leer en soportes digitales); además, el autor lo tenía claro, quería una decoración sobria, sin dorados, en colores oscuros y que incluyera el anagrama de la portada, que es un diseño circular con un árbol insertado (puede ser el árbol celta que se representa con ramas y raíces) y seis formas externas que salen y retornan al círculo terminando en una triqueta celta, o sea, más condicionantes, pero, bueno, indagué sobre el libro, la teoría Gaia y otros aspectos relacionados y finalmente llegamos al acuerdo de realizar la obra.

Lo primero fue ver el modo y tamaño de impresión del texto, la forma de plantear la encuadernación por la solución que tendría que darle al cuero para que se adaptara a esta función, la elección de la piel, etc., en definitiva, decidimos la realización de dos libros con una estructura funcional y decorativa bien distinta.

No dos, sino tres libros:

Libro 1 - En este libro me he ceñido a la idea primera que me manifestó el autor, es decir, “un libro sobrio en el que predominaran los colores oscuros”.


El diseño de la portada es similar al del libro que está a la venta en bubok, es decir centrando en la portada el anagrama circular, el título de la obra y el nombre del autor. En el lomo he puesto el nombre del libro y en la contraportada he incluido una triqueta celta, algo más elaborada que las del dibujo circular; también he incluido en el diseño unas líneas que dan continuación a las de la portada para que haya una unidad y sensación de continuidad en la superficie de las tapas.

El trabajo del cuero (en todos los libros he usado badana curtido vegetal) ha consistido en el modelado del motivo central circular y tanto la triqueta de la contraportada como líneas y títulos tienen una labor de trazado profundo; puntualmente he mateado algunos fondos para contrastar. La piel tiene un teñido general con mezcla de tinte rojo y negro y el motivo central lo he policromado utilizando pintura al agua, también la triqueta de la contraportada y las líneas están destacadas con pintura al agua.



Libro 2 – La dificultad del diseño y realización de esta segunda obra estriba en que queríamos dar una solución para que resultara “un libro que se pudiese cerrar”.



Después de ver varias posibilidades he optado por una encuadernación de las del tipo de cartera (de origen árabe, que tiene una solapa que tapa el corte delantero y parte de la portada) pero quería que la estética general y el color final de la cubierta recordaran a las encuadernaciones en pergamino en las que destacaban las cabezadas que iban en el lomo y por las que se cosían directamente los pliegos y también los textos, que hacían mención a su contenido, que se estampaban en las cubiertas. Por eso, este libro tiene de característico la solapa, la reproducción de unas falsas cabezadas y los letreros que cubren las cubiertas, licencia que me ha permitido el autor, que en este caso he reproducido con dos tipos de letra que no tienen nada que ver entre sí ni en estilo ni en época. El diseño circular con su árbol inscrito lo he pasado a la contraportada, y he aprovechado la solapa, que cubre parcialmente la portada, para situar el título y autor. Podemos convenir que, adrede, tenemos una decoración de amalgama y muy ecléctica, muy acorde al contenido del texto.

La labor del cuero ha sido con la técnica del trazado, también con cierta profundidad, para destacar los elementos decorativos y los rótulos, he realizado un teñido general con dicromato potásico para que la piel tomara algo de color, porque era muy blanca, y he teñido los motivos con tinte marrón oscuro; finalmente, todos los matices de color los he dado con pintura al agua.




Libro 3 – Esta última encuadernación, fuera del propio encargo, la he realizado con total libertad creativa y en este caso he tratado de interpretar el contenido del libro.


Veo similitudes en este texto con mi último modo de trabajar(2): orden y caos, por supuesto, manejado conveniente, tanto plástica como literiariamente, para llevarlo al terreno y resultado que se quiere; por eso, el diseño de esta cubierta está centrado en el orden que establece el letrero que la recorre que circunscribe en rectángulo áureo.


Después, el contraste de desorden lo pone tanto el dibujo circular, que tiene insertado el árbol, que parece dispuesto de forma aleatoria y perdiendo cualquier simetría como la coloración, que también puede dar una sensación caótica. Significar la disposición en zigzag del letrero, en consonancia y a imitación del relato que va y viene, adelante y atrás.

En este caso, el cuero (de la misma naturaleza de la de los libros anteriores, pero éste ya llevaba largo tiempo en el taller y lo he elegido ad hoc porque presentaba unas texturas y cuarteos muy interesantes) también lo he trabajado con el trazado para que quedaran marcadas las formas y las letras en la piel. Para la coloración he realizado dos teñidos, primero con dicromato potásico y después con sulfato de hierro, para que la piel se fuera a un gris negruzco y que el color de partida ya estuviera “sucio” y obscuro, después los tonos de color los he dado con veladuras de óleo y las letras las he pintado y perfilado con pintura al agua.



Nota final.

El texto está impreso en formato A4 y las dimensiones de los libros es 310 x 230 x 37

Señalar que estas obras se han terminado gracias a la extraordinaria labor del encuadernador Félix Tobajas que en todo momento ha captado mis ideas y ha dado solución a los problemas y situaciones que se han planteado.

También comentar que he realizado este vídeo


donde se muestra con algún detalle los tres libros y que (en contra de mi opinión de vídeo en la red no más largo de 3 minutos) lo he extendido un poco para que cupiera entera la pieza musical Piper’s Dream de Rafael Pacha, que ya utilicé en una reproducción anterior pero no completa, y que creo que también encaja perfectamente con el espíritu del libro.

(1)    Autor o autora, porque Lo cierto es que desconozco la naturaleza de Érawan Aerlin


domingo, 27 de diciembre de 2015

EL GUADAMECÍ paso a paso



Hace un tiempo publiqué unas notas sobre el trabajo del cuero artístico en el que abordaba, entre otros aspectos, la elaboración del guadamecí metalizado. Puede consultarse, con el título de “el trabajo del cuero artístico”, en el apartado de documentación de la web http://garciaolmedo-cuero.es/6.html.

Al hablar de guadamecí en esta entrada quiero que se entienda de forma “amplia”, es decir, como cuero decorado y fuera de definiciones pretendidamente ortodoxas, por ello, vamos a considerar el cuero en crudo y también el metalizado, elaborado y decorado.

Cuando nos referimos a los guadamecíes, es fácil que nos vengan a la memoria los cueros labrados españoles del siglo  XVI, cueros sin relieve plateados, corlados, ferreteados y con fondos pintados al aceite y de bordes contorneados



También estamos familiarizados con los guadamecíes representados en modelos flamencos y europeos de principios de XVIII, para tapicerías y mobiliario, cueros estampados con cierto relieve, metalizados, ferreteados y policromados



Pero también conocemos, y están estudiados, los cueros labrados desde el siglo XIV (y anteriores) elaborados por distintos procedimientos, por lo que sería prolijo tratar de abarcar los diferentes modelos, técnicas y/o modos de realizarlos, no obstante, hoy presento en este vídeo una serie de instantáneas superpuestas en las que podemos ver cuatro/cinco pasos o hitos fundamentales en la elaboración del guadamecí y de cómo se llega a su resultado final; por supuesto, este trabajo sólo pretende ser una muestra, sin que ni siquiera las secuencias o modo de elaborar las piezas sean únicas porque cada artesano, en función del resultado y finalidad de la pieza, utilizará los “atajos” y procedimientos, incluso mecánicos, mejores para conseguir su producto y estos son tan válidos como otros cualquiera.

1 - Para realizar las piezas en cuero tintado y teñido, he elegido un motivo de un manual de decoración. En el caso de la realizada con cuero vacuno (vaquetilla), el cuero ha sido gofrado y modelado. Las de ovino (badana) han sido trabajadas con un leve repujado y modelado. Posteriormente a estas acciones les he dado a las piezas un tintado general, he teñido los motivos con los tintes mezclados con goma laca y finalmente se han matizado los colores, a modo de pátina, con pintura al agua.

2 - Para las dos piezas metalizadas he utilizado cuero bovino y el metal es plata falsa (aluminio). Como motivo he elegido un detalle del Bote de Zamora.
En una pieza he partido del cuero inicialmente plateado, he señalado los contornos dibujando sobre el original con un bolígrafo y con la presión necesaria para que quedara marcado sobre el cuero plateado y, posteriormente, para verlo mejor lo he repasado con un lápiz fino y graso; el siguiente paso ha sido ferretear los motivos con los distintos hierros que me ha sugerido el modelo, a continuación he aplicado corladuras utilizando goma-laca coloreada con los tintes, he contorneado los detalles y finalmente he pintado los fondos con óleo.
En la otra pieza, después del reporte al cuero del dibujo, y una vez definido el dibujo (trazado), he repujado los relieves principales y modelado los detalles. Terminado el proceso de labrado del cuero lo he metalizado y he corlado la plata para llevarla al oro (simplemente he utilizado goma laca lemon, en una disolución en alcohol bastante concentrada), finalmente he pintado los fondos con óleo y he utilizado una pátina de oleo “rembrant-asfaltum”, que da una buena calidad final y acentúa más el carácter de oro viejo de la obra.

(1) Los materiales utilizados para la coloración han sido tintes industriales para teñido del cuero (Las banderas), óleos rembrant, barniz goma-laca Mongay y también barniz goma-laca lemon en disolución bastante concentrada de alcohol. 

Juan J García Olmedo - Dic.2015
J

jueves, 29 de octubre de 2015


GUADAMECILES SOBRE PARAMENTOS DE AL-ANDALUS



Nuevo vídeo que incorporo a Youtube

Sigo trabajando en el diseño de piezas de medio y pequeño formato relativas a la reproducción, y su adaptación al guadamecil, de motivos de paramentos decorativos de Al-Andalus, especialmente ajaracas o lacerías y atauriques: La Alhambra, la capilla real de la mezquita o la capilla de San Bartolomé de Córdoba, Medina Azahara, etc. La obra ya está muy avanzada y aunque me quedan por plasmar en el cuero varios diseños, dado el volumen de piezas ya realizadas, he confeccionado una presentación en formato vídeo con los cuadros más significativos (más amplia que otras anteriores y que también he tenido que subir a youtube porque el tamaño no deja enviarlo por correo u otro medio). Ya podéis ver ya el contenido que va tomando la obra, que espero que en breve pueda ser expuesta.

lunes, 6 de abril de 2015

Veo actos por el 1100 aniversario del nacimiento de AlHakam II y, en lo que a mí respecta, quiero traer a colación la obra que presenté en 2003 titulada Homenaje a Al-Andalus, donde, justamente, AlHaken y también Ziryab eran motivo principal de la representación plástica que da lugar a la pieza.


En la web http://garciaolmedo-cuero.es/1.html hay una presentación titulada “visita Al-Andalus” donde pueden verse de forma rápida los pormenores de la obra, premiada en el Certamen de Artesanía de Jaén y hoy propiedad de Unicaja.

También quiero traer a colación en estas líneas (porque guarda relación con esta obra) la necesidad de ejercer los derechos de autor y el copyright (y no es que sea yo el paradigma de la protección de datos porque me tienen copiados mis modelos hasta la saciedad). Entiendo que parte de piezas, sobre todo cuando están inspiradas en modelos clásicos o de la representación y decoración tradicional pues es lógico que se repitan e imiten, pero lo que no tiene parangón es lo que este ciudadano, al que no conozco, ha hecho con esta obra tan singular. Viendo la imagen sobran las palabras….., ¡es que tiene la cara de ponérsela como frontispicio de la publicidad de su negocio!.



martes, 17 de febrero de 2015

DÍPTICO DE CÓRDOBA - 1610 - 929 (CVIVS REGIO EIVS RELIGIO)

Utilizo esta entrada para presentar la obra, Díptico de Córdoba, de la que inserto una reproducción, y a continuación me extenderé algo comentándola.

DÍPTICO DE CÓRDOBA - 1610 – 929 (CVIVS REGIO EIVS RELIGIO)
1,225 x 1,790 metros
Mixta sobre encáustica, cuero mateado coloreado con óleo y falso cosido de cueroJJ.
Juan J García Olmedo - Diciembre-2014 

También, aprovecho que Rafael Pacha me ha facilitado una pieza ac hoc, titulada Monumental, y he realizado un vídeo sobre el Díptico que ya he subido a youtube https://www.youtube.com/watch?v=aWb8Bu4_pBs&feature=youtu.be .

Después de estar representando distintos lugares que para mí tenían especial relevancia (durante 7 años), me planteé que era el momento de realizar una obra sobre Córdoba.

En la visión que he querido dar de la ciudad tenía que destacar la presencia o acumulación de las distintas e importantes culturas que han pasado por ella, pero también quería reflejar la duda que yo tengo sobre si han dejado alguna impronta o queda algo de ellas en la actualidad.
Para representar a las culturas he elegido una serie de hitos epigráficos, atendiendo más a su fácil identificación con el momento en que se han realizado que al propio contenido de lo escrito, tratando de representarlos de forma superpuesta y desdibujada (ahí ha sido fundamental la utilización de la encáustica) que es como nos llegan a través del tiempo, como si los descubriéramos poco a poco en un yacimiento arqueológico. El formato díptico es porque trato de plasmar dos fechas y, no en vano, aunque la estructura de la obra está marcada por cuadrados y rectángulos áureos que quieren enmarcar los momentos culturales, el caos casi siempre los sobrepasa: la encáustica y el color han obrado a su antojo, si no, cuando me ha parecido, he roto ex profeso las líneas y colores y, por si fuera poco, en las dos piezas se refleja de forma simétrica la tira que las enmarca con la leyenda cuius regio eius religio, que parece que distorsiona el paradigma de tolerancia asociado a la ciudad, tanto en épocas pasadas como en el presente.  

Decir para finalizar que esta pieza puede ser el colofón a la serie LUGARES, que inicié en 2006 con IACOBI, por eso, al respecto, he abierto una pestaña en la web http://garciaolmedo-cuero.es/11.html donde pueden verse las obras más significativas de esta serie, que se han ido mostrando con el transcurso del tiempo en distintos eventos y, sobre todo, en la exposición de Abril-2013.


Tampoco quería dejar de señalar mi agradecimiento a las personas que han colaborado y me han apoyado en la realización de esta compleja obra, especialmente a las que he pedido consejo sobre las epigrafías que he utilizado (con objeto de evitar cometer algún error de bulto) y como siempre a R Pacha que siempre me facilita de forma desinteresada su excelente música para acompañar a mis cuadros.

viernes, 10 de octubre de 2014


Vídeo sobre el guadamecil, de Ramón García:
https://www.facebook.com/video.php?v=526975770743011&set=vb.307740555999868&type=2&theater

Aunque tarde, veo en facebook este vídeo y también algunos comentarios que inciden sobre la aseveración que hace Ramón García sobre los antecedentes de la obra que realiza y, a propósito, no he querido dejar de hacer mi comentario.

En primer lugar sirvan estas línea como reconocimiento de la labor que en el campo del cuero ha realizado este artesano, obra que no necesita adjetivaciones porque el valor está en sí misma, sobre todo por su refinada y perfecta ejecución del guadamecil, con un sentido de la composición que se mantiene gracias a un equilibrado cromatismo que consigue por el contraste de distintas corladuras sobre la plata, resaltadas por los ferreteados, con los fondos opacos y las líneas que perfilan los motivos. Un trabajo que raya en la perfección, ello sea dicho al margen de las consideraciones estéticas que a cada uno le parezca la obra. Este trabajo, que posiblemente él ha elevado de categoría, hay que reconocerlo, en mi opinión, a modo de tradición familiar porque la base de la técnica, modelos y recursos decorativos con que se resuelven las piezas ya se vieron en el taller de su suegro Rafael Bernier y posteriormente su cuñada Carmen Bernier.

Como ya decía, la obra de Ramón no necesitaba adjetivaciones y yo entiendo que lo de “guadamecil califal omeya de Córdoba” pues es una generalidad que, me atrevo a considerar, él pudiera utilizar de un modo algo así como comercial o licencia que se tomaba para definir su obra, no pudiendo ser tomarla como una apreciación con base o rigor histórico, del que yo creo que él tenía conocimiento, pues podemos convenir que actualmente no tenemos certeza de hasta donde llegaba el trabajo del cuero en la época que mencionamos. Lamentable, ya no podemos preguntarle y en mi caso entono el mea culpa por no atender a sus indicaciones -Abril-2013 ya recuperado de sus dolencias-, de ir por su taller y hablar largo y tendido sobre el cuero, al final no fui y no pudimos cambiar esas impresiones que ahora nos serían de bastante ayuda. Quizás, a quien tenga especial interés, su sobrino pudiera aclarar algo al respecto.

Por ahondar algo más en el tipo de trabajo que ha realizado Ramón, al margen de la temática o los temas representados, a mi me han parecido siempre que lo que realmente ha seguido son los patrones y modo de trabajar de los cueros españoles del siglo XVI, de los que si nos han llegado piezas: Piel plateada, tratamiento con corladura para llevarla al dorado (en su caso una mayor variedad de matices del metal porque hoy ya hay lacas transparentes que lo permiten) policromado o pintado de los fondos, ferreteado de todos los motivos decorativos con distintos hierros y perfilado de los contornos de los motivos.



miércoles, 13 de noviembre de 2013

Como complemento a mi anterior entrada sobre de la exposición que inauguramos el viernes próximo, día 15, a las 8 de la tarde, en el Museo Histórico y Arqueológico de Baena - Huella en la Piel - ahora reproduzco la parte externa del díptico que se ha editado donde constan los detalles de lugar, fechas y horario


también incluyo una presentación que he realizado con las obras ya montadas en la exposición